miércoles, 8 de julio de 2015

Julio y los fanzines

Resulta que Julio es el Mes Internacional del Fanzine, o al menos así lo vienen celebrando desde hace algunos años en Estados Unidos, donde durante todo este mes se llevan a cabo talleres, intercambios y actividades diarias para promover la cultura fanzinera.

 

Mi pequeña pero creciente colección.


A mí los fanzines me parecen algo casi mágico. Es un medio de expresión al alcance de cualquiera y no se rige por ninguna norma: pueden tener mucho texto (Amorcito ha hecho uno que aun no he leído pero creo que es quijotesco), ser solo de fotos o dibujos, de collages o de comics, fotocopiados en blanco y negro o a todo color, de cuatro páginas o de cincuenta. Pueden hablar de temas personales, de música, de ciencia, de poesía, de gatos. Pueden denunciar injusticias sociales o venerar unicornios con tutú que comen sopa de violetas y estrellas fugaces. Puedes venderlos, intercambiarlos, dejarlos en lugares públicos para que alguien los encuentre o simplemente hacerlos para ti, por puro placer.




Éste de The Love Parcel venía en un sobre muy bonito y con extras 

Yo llevo mucho tiempo queriendo hacer uno, o varios, porque no he terminado de definir el primero cuando ya se me está ocurriendo otro, pero nunca encuentro el momento de empezar. Así que, aprovechando que Julio es el mes elegido para cortar, pegar, imprimir y celebrar, me he quitado la espinita haciendo una especie de minizine marino.




No está bien cortado y he guarreado lo más grande con los rotuladores, pero me he divertido infinito haciéndolo y me encanta mirar y remirar sus seis paginitas, así de un tirón. Para hacerlo solamente he necesitado una octavilla de papel; puedes ver las instrucciones muy bien explicadas aquí.

¿Te animas?


¡Feliz Mes Internacional del Fanzine!


1 comentario:

Zombydolls dijo...

Es que los fanzines tienen un encanto especial, el tuyo de estilo marino ha quedado muy chulo, voy a intentar hacer uno ;)