viernes, 20 de noviembre de 2009

Mis cinco principales: Pequeñas grandes personas

¿Ya es viernes otra vez? ¡Qué rápido! Pues si es viernes y pasas por aquí de vez en cuando, ya sabes lo que toca: ¡Mis cinco principales!

Hoy se celebra el Día Internacional del Niño y el vigésimo aniversario de la aprobación de la Convención de los Derechos del Niño; por eso este espacio está dedicado a ellos, que también somos nosotros, porque todos hemos sido niños alguna vez (excepto la Señorita Trunchbull, la profesora que atormentaba a Matilda, que nació siendo ya grande y malvada). Ser niño no debería ser algo extraño o ajeno, sino algo que forma parte de nosotros, de la persona que somos hoy, y que cada uno conserva en mayor o menor medida. Cuando uno sentencia "no me gustan los niños" es como si renunciara, en parte, a sí mismo.

Otras personas tienen el concepto erróneo de que es su obligación tener hijos, y cumplen con ello sin tener en cuenta el compromiso que conlleva: el compromiso de cuidar, querer, estimular, formar y ayudar a definir a la persona que empieza a ser. El esfuerzo se ve recompensado con creces si nos abrimos a todo lo que ellos pueden aportarnos desde su pequeño mundo aun sin contaminar en el que hoy volvemos a introducirnos un poco.


-Todos los niños tienen derecho a crecer en una familia que les dé afecto y amor. Acogedora vaina para tu pequeño guisante, de Pins and Needles Basket




-Todos los niños tienen derecho a la alimentación y la nutrición. Si comen bien, crecerán mejor; collage de Artsy Orange



-Todos los niños tienen derecho al juego. Me declaro superfan del Gorro Dragón de Brooke's Little Stitches



-Todos los niños tienen derecho a dar a conocer sus opiniones. Los pájaros de sus cabecitas son más interesantes de lo que crees; estos están hechos a mano por Nido en las nubes



-Todos los niños tienen derecho a conocer y disfrutar de nuestra cultura. Intervenciones urbanas de mi admirada María Bueno, que convierte el barrio más gris en un lugar divertido



Me voy a merendar, a ver si entro en calor y coso un rato. Y mañana ¡Loverbooking!

4 comentarios:

Serendipity dijo...

Pero bueno me perdí el post anterior cuantas novedades que chulas las tarjetas y el mural chulisimo.Felicidades a todos los niños en su gran día nosotros lo hemos celebrado en el hospital ayer nació mi tercera sobrina por fin otra niña en la familia se llama Celia.

Raquel dijo...

Eres adorable. :) Estoy totalmente de acuerdo en lo que comentas sobre los niños, sobre no olvidar jamás que es algo que forma parte de uno mismo y de la importancia de que el niño crezca en un entorno que le facilite lo necesario para su correcto desarrollo y felicidad como personita. No me gusta nada la gente que mira a un niño como si fuera un extraterrestre, o que le hablen como si fuera tonto. Yo aún recuerdo cuando alguna vez me trataron así por ser pequeña... Y lo sigo odiando! No lo he olvidado!
He dicho. :)

El gorro dragón es ALUCINANTE, no hay para niñas grandes?? :P

Un besote.

robar es natural dijo...

lindo. lindo blog. saludos.

Estefania dijo...

Yo tambien quiero un gorro dragón-punki!! jajaja!!!Un dia decidí trabajar por y para los niños,y creo q es la mejor decision que he tomado en mi vida.Bravo por este post,por lo que haces y por lo que dices.
:)