martes, 12 de noviembre de 2019

Octubre en puntadas

Que sí, que ya estamos casi a mediados de noviembre (¡!), pero es que mi octubre ha estado lleno de puntadas. Como siempre, pero diferente.

Este año decidí sumarme a una versión textil de Inktober, uno de esos retos que consisten en hacer un dibujo al día durante el mes de octubre, solo que en este caso se cambiaba la tinta (ink) por puntadas (stitches) convirtiéndose en Stitchtober. Lo cierto es que lo de hacer un bordado al día sonaba utópico y no pretendía llevarlo a rajatabla, sino participar de forma esporádica, pero ahí estaba yo el día 31 con todos mis bordaditos completados y felicísima, porque en términos generales soy poco organizada pero tengo un sentido del compromiso muy gordo, y se ve que en algún punto me comprometí a tope con el proyecto sin comunicármelo a mí misma.




Como la lista que había propuesto el artista del bordado Adam Pritchett me motivó bastante, a finales de septiembre ya comencé a garabatear algunas ideas y a seleccionar colores y telas, cosa que me vino muy bien para agilizar la tarea cuando mi mesa se convirtió en un berenjenal perpetuo y el tiempo que le dedicaba al asunto tenía que ser limitado.





La mayor parte de los bocetos los llevé al cabo tal cual, y solo algunos mutaron sobre la marcha; por ejemplo, el día 3 (Calabaza) tenía pensado hacer una de mis muñecas, pero en el último momento me vine arriba e hice una breve receta ilustrada de crema de calabaza.



Pero me resarcí haciéndola en formato broche porque aquí estamos a favor de las muñecas siempre.




Día 6: Artefacto



Día 10: Truco


Treinta y una oportunidades para experimentar con ideas, estilos y técnicas y para seguir aprendiendo. Ahora estoy escogiendo y adaptando algunos de los diseños para reproducirlos en versión parche/ilustración textil; el primero ha sido el buitre leonado que hice para el día 12 (Gul), y otro de los que tengo fichados es el del día 16 (Paranormal).





Me hizo especial ilusión terminarlo como empezó, con la misma mesa del día 1 (Cosecha) decorada para celebrar, tal como la ponemos en casa.




Podéis ver el reto completo en instagram


Y ahora, ¿qué? Mi idea inicial era hacer un librito textil con todos ellos, pero me inclino más por unirlos y convertirlos en un tapiz. Aun tengo que recorrerme algún que otro mercadillo buscando la tela adecuada para el fondo, porque tomé la decisión de no comprar más telas nuevas a no ser que realmente lo necesite. En cuanto esté listo os lo enseñaré. Aunque sea el año que viene.




4 comentarios:

aStroStrich dijo...

truco siempre!

supercursi dijo...

aStroStrich pero yo te doy trato ;)

Zombydolls dijo...

Me encanta como te han quedado los bordados, no conocia este reto estoy por hacerlo aunque sea tarde ;)

supercursi dijo...

Zombydolls, ¡para tarde yo contestando comentarios! Muchas gracias :) Claro que sí, cualquier momento es bueno para hacerlo. El mío seguramente terminaré de montarlo en agosto del año que viene y me hará la misma ilusión.