jueves, 2 de abril de 2015

La Casita Marrón


La Casita Marrón tiene sus buenos motivos para ostentar ese nombre, y a veces la llamo Moria porque es un poco oscura -lo que, por otra parte, hace que sea muy fresquita en verano-, pero también tiene sus rinconcitos de luz y color que me hacen sentir muy agradecida y feliz.













Es importante querer y cuidar el lugar que uno habita. Las casas también son seres vivos.


¡Feliz fin de semana largo!

5 comentarios:

quintivichy dijo...

Tu casa tiene el mismo encanto que tú!
Un abrazo
Carmen

THE YLLW LINE dijo...

¡Qué bonitos rincones! Que pases muy buenos días!

kir@ dijo...

Me encanta tu casa cada rincón desprende un poco de ti y eso es único pienso lo mismo sobre las casas jeje un saludo wapixima.

Petite Blasa dijo...

Tener la casa a gusto de uno me parece super importante. Se supone que es tu lugar favorito en el mundo, ese al que, aun cuando estás visitando lugares maravillosos, siempre tienes ganas de volver. Es tu reino, donde rigen tus normas y todo se hace a tu manera. En fin, es el paraíso :)

Me ha hecho gracia ver esa funda de nórdico de círculos verdes, porque en mi casa también la tenemos.

Inma Molina dijo...

Oye pues para ser marrón y oscura las fotos que has puesto desprenden mucha luz.
Tu búho me ha recordado al que tengo que también lleno siempre de florecillas del campo y las losas de debajo me han recordado a las que había en la casa que viví cuando era peque.