viernes, 29 de septiembre de 2017

Piera Pear


Piera Pear es una pera. O quizá debería decir que Piera Pear es la pera, porque desde que le di la vuelta a la costura y rellené esos mofletes verdes me dio la  impresión de que tiene cara de buena gente. Yo hago mi parte: diseñar, escoger los colores y los materiales, cortar, coser, bordar... pero el carácter siempre lo ponen ellas. Las ves cobrar vida ante tus ojos y desbaratarte las ideas que ya tenías bien afianzadas sobre cómo debían ser. Hay algo de mágico en esto de las muñecas.












Estoy descubriendo nuevas formas de hacer muñecas, no tanto en la técnica como en la actitud con la que me siento a coser, cada vez con menos planes y más abierta a lo que surja. Menos encorsetada. Es mucho más divertido y liberador. 


¡Feliz Otoño!



No hay comentarios: