sábado, 28 de febrero de 2015

Semana Blanca. Y Azul

Aprovechando que estamos en vacaciones de Semana Blanca y que por fin terminé, empaqueté y envié tres muñecas a contrarreloj para una cosa que espero por Júpiter y Urano que salga bien porque me haría mucha ilusión y si eso ya os cuento *pausa para respirar* Amorcito y yo nos fuimos a pasar unos días a Cádiz.

A veces echo mucho de menos el mar. En Málaga hay mar, claro, y de vez en cuando me subo al bus y en un rato estoy cerca de la playa, y me doy uno de esos paseos larguísimos hasta Pedregalejo, que es mi parte preferida de la ciudad, y callejeo y me tomo un helado o hago fotos o me siento en un banco al sol sin hacer absolutamente nada. Me encantan las casitas bajas que hay junto a la playa, y escoger mis preferidas; suben puntos si tienen azulejos de colores o conchas en la fachada.

Pero es como si dices que echas de menos la comida de tu madre y alguien te dice "pues vente a comer a casa de la mía". No es lo mismo, por muy bien que cocine.

El mar del que yo vengo es otro. El mar en Cádiz es diferente, la arena es diferente, la luz es diferente.








Podría pasarme horas pateándome la orilla en busca de conchitas, caracolas, cristalitos y otras cosas. En esta ocasión, además, hubo un oleaje muy fuerte que arrastró a tierra criaturas con las que no suelo toparme, como este cangrejazo que era casi tan grande como mi mano, el primer pepino de mar que recuerdo haber visto en mi vida y algo enorme y viscoso que me tenía intrigadísima hasta que unas amigas que saben un montón de muchas cosas me dijeron que se trataba de una vaca de mar o liebre de mar, que es un tipo de babosa marina.






La marea baja de por la mañana también dejó al descubierto una gran extensión de rocas llena de amigos introvertidos







Han sido unos días estupendos disfrutando del azul, que es mi color preferido, y también del verde del Parque Natural de Los Alcornocales, porque nosotros somos muy de convertir un camino de tres horas en uno de siete y parar en todos los rincones bonitos.






¡Hasta pronto, Atlántico!










4 comentarios:

aStroStrich dijo...

en la Rusia soviética el huevo de la tortilla es cuadrado

zivi ElrinconcitodeZivi dijo...

que bonitas fotos
y que razon tienes con lo de Cadiz ;) es que tiene las mejores playas del mundo :))

THE YLLW LINE dijo...

¡Preciosas fotos! Envidia sana de tu semana azul :P

Lua Seomun dijo...

Que entrada más bonita...

Tus fotografías siempre transmiten algo especial, siento que mientras te leía, llegaba a mi, la brisa del mar y mientras me salaba la cara, soñaba con tu hermoso Cádiz.

Gracias por llenar esta mañana de Domingo, de azules y de vida.

Besitos! ^-^