miércoles, 26 de noviembre de 2008

Castañas y mermelada

Antes que nada, quiero agradecer todas las felicitaciones de cumpleaños y un premio concedido por Natalia (hace unas cosas preciosas, ¡no os perdais el collar de flores bordadas!) ¡Un beso a todas y muchas gracias!

Pasé un día de cumpleaños perfecto. Me encantó. Me sentí muy afortunada.

Hoy no ha ido ninguna niña al curso, algo que cualquier otro día no me hubiera importado tanto porque habría aprovechado para escaparme a la biblioteca a fichar libros para cuando termine mi cuenta pendiente con Simone de Beauvoir o ir a ver las tiendecillas del pueblo. Pero precisamente hoy hacía un frío tremendo, llovía y... ¡vale, sí! ¡me he enganchado a un conocido programa de la sobremesa! Hoy era la final y no he tenido más remedio que dejarlo grabando, calarme el gorrito de lana hasta las cejas y dirigirme refunfuñando a la parada de autobús. Por eso, cuando me he visto sola en el aula y con los zapatos mojados porque sólo a una taruga como yo se le ocurre ponerse las merceditas en un día como hoy, he decidido compensarme comprándome un cartucho de castañas bien calentitas que he guardado en mi escote durante el camino de vuelta. Yo soy mucho de meterme cosas en el escote: cartuchos de castañas, la taza del té cuando ya no quema pero aun está calentita, los pañuelos para los mocos. Ah, y la chica amable del puesto me ha regalado un par de castañas extra por esperar un rato hasta que estuvieran listas.

Esta vez el broche no es una tacita, pero sí algo que la acompaña muy bien en cualquier merienda: un tarro de mermelada. De frutos rojos, con su tapadera de cuadritos vichy y cursi a más no poder.





Mañana intentaré hacer fotos de un complemento nuevo al que le tenía muchas ganas. También estoy preparando un mini lote supercursi para un concurso que quiero organizar. Pondré las bases la semana que viene, ¡espero que os animeis!

10 comentarios:

Beatrizl10 dijo...

¡¡¡Qué ricas las castañas calentitas!!! Y cómo reconfortan ¿eh? Muy bonitas tus cositas, ya estoy deseando ver ese complemento nuevo del que hablas... UN beso.

Meninheira dijo...

Haces unas cosas preciosas!!

Anacleta Coqueta dijo...

Eres como las mujeres de antaño, mi abuela también utilizaba el escote para esas cosas ;))

Deseando ver tu nuevo complemento!

Bombon Naïf dijo...

Mi nena que fuerte, yo soy muy llorono seguro que si me pasa a mí lo de quedarme sola hubiese llorado (puedo llorar si voy con la idea de hacerme un bocata y no encuentro tomates en mi nevera (tener en cueta que aqui los bocatas son de pan con tomata) porque soy una pava,pero las castañas son mejores que los mocos de lloreraaaa y tu eres mu valienteee y además se te aguantan las cosas e el escote que envidiaaa ñiñi yo me he d eponer sujes pushup para sentirme a rial uoman
Neni que guay la foto de Rivendell pero eso ya te lo dire por emili.
Respecto a tu tarro pues ya te lo dije por el fotoló, es adorable, me encanta tu colección despensa ^:^

bueee pues voy a hacerme los fideines (en realidad hago trampa los tenia congeleitors pero ahora ya estan hechooos) besitos elfinaaa!! muamuamuaaa

esther dijo...

siii es supercursi, superbonito, supercute jeje, yo como no tengo escote no me puedo meter na, ay que pena de mi

natalia dijo...

Mi escote tampoco aguanta un cucurucho de castañas...en fín...
El broche es una cucada.

Pilar dijo...

Que bonita y ese color rojo "cereza" me chifla: precioso!

Uhmmm sorteo a la vista, que guay!!

Un besote
Cerezas de Tul

Lolo Y Ole dijo...

¡Tus broches de tacitas son un amor!
Y que malaje con lo de las niñas, ayer hacía un día horrible de esos para quedarse en casa pero ahi estabas tu toda profesional eso dice mucho de ti.
Menos mal que las castañitas calentitas quitan el frío y los disgustos ;-)

N. dijo...

Sé de que programa hablas, yo lo vi, jajaja, que marujonas somos, por cierto me encantan las nueva diademas jipiosas, seguro que tienen mucho éxito ;)

en las nubes dijo...

que bonito!! oye, mil gracias por tu mensaje, me suben el animo. vaya, dos malagueñas!! ya pasaré también por aqui!!
mil besos.
y gracias de nuevo